Batch Cooking

En las últimas semanas me he unido al “batch cooking”, o lo que es lo mismo, cocinar en un día las comidas de la semana.

chopped-vegetables-in-plastic-containers-web

10 consejos (en inglés)

Por circunstancias personales, voy a pasar unos meses con un ritmo diario bastante intenso, saliendo muy temprano de casa y volviendo ya a la hora de cenar, sin tiempo de prepararme las comidas a diario como venía haciendo.

Por muy agotador que sea mi día a día y por poco tiempo disponible que tenga, hay dos prioridades que tengo clarísimas; hacer ejercicio y llevar una dieta saludable. De ello depende nuestra salud, y con eso no negocio. Así que toca reorganizarse para llegar a todo sin que genere estrés añadido.

Una vida saludable debe incluir suficiente descanso, control del estrés, actividad física a diario y una alimentación saludable basada en comida real.

Por eso, cuando supe que mis rutinas diarias iban a variar, busqué información sobre el “batch cooking” y me pareció la forma perfecta para seguir cuidando mi alimentación como siempre sin que ello supusiera más estrés en el día a día.

avocado-1838785_1920

Para mí, con un plan todo es más fácil.

A mí lo que me funciona es tener una libreta en la que planifico mis menús semanales con antelación. Luego el sábado compro lo necesario en el mercado siguiendo una lista, así no compro de más ni de menos, y aprovecho el fin de semana para dejarme las comidas (la mayoría) y cenas de la semana listas, que solo sea calentar o mezclar y listo.

También aprovecho cuando hago lentejas, potaje, boloñesa… para dejar una ración en el congelador.

Otras personas, como mi compañera Comecomidaypunto, prefieren tener listas preparaciones saludables e ir improvasando con esta base en el día a día. Aquí os lo explica muy bien:

View this post on Instagram

Y esto es lo que hoy he preparado😊. Con un par de horas, tienes solucionada prácticamente la comida de toda la semana. Por falta de tiempo cuando llegamos del trabajo, acabamos comiendo lo primero que pillamos, rápido y mal porque tenemos hambre y porque no nos apetece llegar a casa y hacernos un plato más o menos elaborado. Si ya lo tienes hecho, es mucho más fácil comer bien, por eso, siempre os digo que os planifiquéis! No tenéis por qué haceros un menú y seguirlo al pie de la letra…yo, no sé qué voy a comer aún, pero teniendo la base preparada, sobre la marcha lo iré acoplando, bien con legumbres, con ensalada, pasta, tortilla,… hay mil opciones, pero lo q mas cuesta ya está hecho. Os animo a que sigáis a @ljnutricion y veáis en sus stories cómo lo hace cada domingo y tb sus seguidor@s, seguro que os dan muchas ideas 💡🤔 #comecomidaypunto #comidareal #realfood #realfooder #comidasana #comidasaludable #cuidaloquecomes #planificar #esganar

A post shared by Amparo (@comecomidaypunto) on

Otro truco es cocinar una gran cantidad de algo y luego dividirlo en raciones que aderezamos con diferentes especias y condimentos, de forma que de una vez podemos tener varias comidas muy distintas entre sí, aún siendo los mismos ingredientes principales. No infravalores lo que las especias pueden aportar a tus platos.

spices-2482278_1920

Juega con las especias, darán un toque diferente a tus comidas y no te aburrirás.

No hay una fórmula perfecta, cada uno debe buscar la manera en que le sea más cómodo mantener una buena alimentación con una dieta basada en alimentos reales, sin que le genere obsesión ni excesivos problemas en el día a día…. Probando diferentes tácticas, si es necesario, hasta encontrar la nuestra.

Hay gente que me comenta que no sabe qué puede cocinar con antelación para que no se le estropee o qué cosas se pueden congelar… Bueno aquí os dejo algunas ideas, si se os ocurren más no dudéis en decirmelo y lo añado!!

Aguanta bien unos días en el frigorífico:

  • Legumbres cocidas
  • Sofritos, salteados, woks…
  • Guisos… De hecho están mejor de un día para otro.
  • Patatas asadas o cocidas, encima guardándolas en la nevera facilitas que se genere almidón resistente, que es un alimento genial para la microbiota.
  • Arroz hervido

Se puede congelar sin problemas:

  • Guisos con legumbres; potaje, lentejas….
  • Caldos, cremas y purés, aunque puede que al descongelar parezcan cortados, simplemente calienta y remueve y añade un pelín de agua si es necesario.
  • Verduras ya cocinadas; pisto, salteados, woks, hervidos…
  • Fruta madura (para hacer helados)
  • Algunas salsas como el pesto, sofritos…

Lo que a mi no me gusta congelado es la patata, la pasta y el arroz, no me gusta su textura al descongelar. Por lo demás creo que cualquier cosa se puede congelar… es cuestión de probar con una cantidad pequeña.

Y tú, ¿cocinas a diario o eres más del “batch cooking”?

Anuncios

Un comentario en “Batch Cooking

  1. Pingback: Tómate tu tiempo para comer | Dietista Sin Dieta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s